Calle Monte Albillo, 1 - Algete, 28110, (Madrid)

686 964 455

Instalación de suelo laminado en Algete

Descubre la mejor alternativa al parquet y la tarima flotante

Instalación de suelo laminado en Algete

Si estás pensando en renovar el pavimento de tu casa o de tu espacio de trabajo, llámanos y pide presupuesto. Como especialistas en cambio integral de viviendas, en Reformas BAS nos dedicamos a la instalación de suelo laminado en Algete. Se trata de un tipo de piso cada vez más utilizado, gracias a las muchas ventajas que ofrece. Pero antes de mostrártelas, queremos que sepas cómo se fabrica.

El suelo laminado es un producto compuesto por varias capas que derivan la madera. La pieza central es un núcleo de HDF (fibra de alta densidad), bajo el que se sitúa una contraplaca que evita que se deforme. La última capa, la visible, es un compuesto sintético de resinas de melamina y lleva impreso un dibujo que imita el acabado decorativo que se desee obtener. Por ejemplo, maderas clásicas (roble, haya, nogal...), hormigón pulido o baldosas de cerámica.

¿QUIERES SABER MÁS?

 

Ventajas del suelo laminado

Facilidad de instalación. Puede colocarse sobre cualquier pavimento existente, sin necesidad de retirarlo, ya sea madera, vinilo, PVC, cemento o granito. Sólo es necesario que la superficie esté seca y bien nivelada. Al tratarse de un montaje con sistema flotante en la que el laminado no va fijado al subsuelo, si en un futuro se decide sustituirlo o volver al suelo original se puede hacer de manera sencilla.

Gran resistencia y durabilidad. Los laminados se deterioran mucho menos que los suelos de madera. Aguantan bien golpes y arañazos, no quedan manchas si cae algún producto sobre ellos ni cambian de color por estar expuestos a la luz solar. Tampoco es necesario barnizarlos ni acuchillarlos para que tengan buen aspecto, como sí ocurre con el parquet. Son idóneos para zonas muy transitadas.

Es hidrófugo. Gracias a la innovadora tecnología que se emplea en su fabricación, soporta altos niveles de humedad sin dañarse (como un parquet resistente al agua). Por eso es perfecto para instalarlo en cualquier zona de la casa o de la oficina, incluso en la cocina o en el baño (no se recomienda, eso sí, su uso en el exterior).

Facilidad de mantenimiento y conservación. Para la limpieza del suelo laminado bastan una aspiradora, una mopa o una fregona bien escurrida y un limpiador específico. Es muy práctico para el día a día y queda como nuevo con poco trabajo.

Es muy económico. El precio por metro cuadrado de este recubrimiento es muy barato si, por ejemplo, lo comparamos con el del parquet. Es apto para todos los bolsillos, aunque, como en todo, el presupuesto final dependerá de la calidad seleccionada.

Múltiples acabados. En Reformas Bas te ofrecemos el mejor catálogo de suelos laminados, con posibilidades para todos los gustos y estilos: en tono claro y oscuro; con dibujo en espiga, cubo o paralelo; de aspecto rústico o sintético. Tú eliges cómo quieres que sea. Nosotros instalamos el suelo técnico a medida para tu vivienda.

¡QUIERO PEDIR PRESUPUESTO!